TALLER DE REINA D'HOORE
 

FECHAS: Marzo 20, 27 / Abril 3, 10, 24 / Mayo 8, 22, 29 / Junio 5, 12, 19, 26
HORARIO: De 18.00 a 19.30h
PRECIO: 40 € mensual



‘Hacer un cuadro que me represente’: pintura y  mindfulness (atención plena).
“Si el arte existe es porque nos proporciona algo que las horas cotidianas no nos dan”. María Zambrano.

La actividad consiste en hacer un cuadro que nos represente y nos hable, tomar consciencia del proceso creativo a través de la exploración de los colores, las sensaciones, los pensamientos y las emociones que suscitan hacer algo único, nuestro. También descubrir y ampliar el potencial creativo, conectar con nuestra esencia e imaginación sin necesidad de saber dibujar o pintar. Aprenderemos a hallar nuestros límites en el proceso creativo y reconocerlos para luego expandirnos. Con este fin, construiremos un ambiente de confianza y tranquilidad donde podamos disfrutar.
Reina D’ Hoore Sánchez, representante en Europa de la  Rotation  Artistique (creada por  Tiga en  Haití), será la encargada del taller. Artista multidisciplinar, formada en pintura, teatro y danza contemporánea; expuso en  Bruselas,  Haití, A Coruña, Burgos, Madrid, Santiago de Compostela y Vigo. Cuenta con experiencia en el trabajo individual y de grupo. Después de muchos años aprendiendo y experimentando con el movimiento del potencial humano, su trabajo procede de una amplia gama de fuentes (gestión de recursos humanos, arte,  coaching,  PNL,  Hipnosis  Ericksoniana, terapia  Gestalt, entre otras) combinando la  autoexploración que arte, la expresión emocional y la meditación.
Los destinatarios del proyecto son  jóvenes a partir de 15 años y adultos. Se pretende potenciar la creatividad que todos poseemos, conocer el pensamiento divergente, aprender un método sencillo de pintar sintiendo la emoción y el esfuerzo que supone hacer algo nuevo, conocer las etapas del proceso creativo y relacionarlas con nuestra  cotidianidad, despertar nuestro juez interior aprendiendo a criticar  constructivamente, reconocer y superar nuestros límites y  aquietar la mente.
Se trata de un taller práctico y vivencial en el que  empleamos la pintura a modo de proyección. Se emplearán para facilitar el proceso, o si fuera necesario, herramientas de  coaching y programación neuro-lingüística como visualizaciones, entre otras.
La duración será mínimo de 16 horas para aprender la técnica y el número de participantes podrá oscilar entre un mínimo de 5 y un máximo de 15.